ProComuNicando

Comunicación audiovisual, Ciberfeminismo y TIC para el desarrollo | Marta García Terán

Hablemos de Internet y redes sociales en Nicaragua

Con el debate abierto estos días en Nicaragua, me gustaría que nos detuviéramos un momento para reflexionar en un par de aspectos que deberían estar en discusión. Se habla ahora del control de redes sociales y de libertad de expresión, por un lado, y de disminuir y evitar diferentes violencias digitales, por otro.

Para empezar dejar claro que la lucha contra las fake news y el acoso digital es un tema candente que preocupa a gran escala incluso a las mismas corporaciones que nos ofrecen servicios de Internet, quienes están poniendo la carne en el asador para ver cómo lo contrarrestan. Aunque con noticias como la de este fin de semana sobre Cambridge Analytica y la filtración de datos de Facebook a gran escala, vemos que seguramente ellas son parte del problema y que podemos imaginar que si realmente nuestro derecho a la privacidad y seguridad se cumpliera, habría menos posibilidades de que las noticias falsas se regaran con tanta eficiencia.

De momento no hay una fórmula mágica con algoritmos con la que terminar con estas problemáticas. El runrún entre la gente es que “van a censurar Facebook” y varias personas se acercaron a mi estos días a preguntarme si eso es posible. La única forma de censura posible es que esa corporación deje de ser grata en el país. Es decir, como en China, por ejemplo, que no pueda operar. En Nicaragua no se está planteando esto, ni mucho menos.

De ello hablan en este programa de Café con Voz emitido esta semana en radios y TV nacionales, conversación que les recomiendo escuchar, porque para empezar a opinar de un tema, lo primero que debemos hacer es informarnos y no hablar a lo loco como está pasando desde hace días en Nicaragua:

En este punto, deberíamos estar hablando de una forma más estratégica de asuntos relacionados con Internet y uso de tecnología en general, aprovechando que todos los sectores están interesados en el tema, desde el sector empresarial, la academia, el Estado y la ciudadanía.

CANITEL Internet derecho humano

Sin embargo, en este momento nadie está hablando de neutralidad de la red , no hay un análisis de las diferentes brechas digitales que existen en el país o de cómo podemos conseguir que las personas de todas las edades utilicemos de forma productiva y segura Internet. Esto pasa por un debate intenso sobre el modelo de educación que queremos para Nicaragua o la implicación de las personas adultas en la protección a todos los niveles de las niñas, niños y adolescentes.

Por ello, y como un humilde aporte, quisiera hacer una lista de algunas acciones que se deberían tomar en cuenta para el debate, y definitivamente antes de un cambio de legislación:

    1. Capacitación y difusión de información sobre qué es y lo que implica Internet: para que el debate y los siguientes pasos se planeen con profundidad. De forma consecuente las personas implicadas deben entender cómo funciona Internet, cuales son sus capas, cómo es la gobernanza en Internet y cómo garantizar la neutralidad, y sobre todo dejar de pensar que una aplicación privativa como es Facebook es Internet al completo, en lugar de una pequeña parte de esta herramienta.
    2. Debemos tener claro que los derechos digitales son derechos humanos. Por lo tanto, Internet es motor del desarrollo global (La propia ONU lo dice). Internet no deja de ser un espacio público más que debe ser regulado para garantizar que todas las personas tengamos acceso a él y en el que nuestros derechos humanos estén vigentes, todos ellos.
    3. El debate abierto, si bien debe tener este componente técnico de mínimos comunes en cuanto a conceptos y procedimientos entre las personas encargadas de realizar los eventuales cambios que se decidan, debe contar también con personas expertas en la materia, bien a nivel nacional, bien de otros países de la región al menos, en los que ha habido experiencias similares. Por si no se les ocurre a quien consultar, les recomiendo el Reporte de la Situación de América Latina sobre la Violencia de Género ejercida por medios electrónicos, recién salido del horno,  editado por la investigadora Paz Peña Ochoa en representación de ADC (Argentina), Coding Rights (Brazil), Derechos Digitales (Chile), Internetlab (Brazil), Karisma (Colombia), IPANDETEC (Panamá), R3D (México), y TEDIC (Paraguay).
    4. Además, se debe tener en cuenta la voz de las personas usuarias, garantizando diversidad de opiniones haciendo un análisis basado en género, diversidad y tomando en cuenta intersecciones como la edad, el sexo, la etnia, el poder adquisitivo, el acceso a educación formal, etc. Con esto quiero decir que debemos preguntar a niñas y niños, a las y los adolescentes cómo están accediendo a Internet (si es que acceden, porque incluso las personas en plena brecha de acceso deberían ser tomadas en cuenta), cómo viven violencias digitales y qué apoyos necesitan para ser más productivas y productivos en la utilización de esta herramienta (relacionado a brecha de conocimiento y uso). Deberíamos hablar con padres y madres sobre sus dudas, miedos y propuestas para mejorar las prácticas online en pro de la convivencia pacífica, la opinión de docentes es importante (de nuevo, incluso la de quienes no tienen acceso a tecnología, pero sí están escuchando las noticias de los últimos días aunque no las entiendan en profundizad), y por qué no, la abuelas y abuelos, personas jóvenes y adultas en general, tomando en cuenta que la consulta sea equitativa en cuanto sexo, edad, etnia, etc.
    5. También, sería bueno aprovechar la coyuntura para hablar y reforzar la neutralidad de la red. No estaría de más. Así se podrá asegurar que Internet esté libre de restricciones en las clases de equipamiento que pueden ser usadas y los modos de comunicación permitidos, que no restringe el contenido, sitios y plataformas (sí eso de “redes sociales gratis con tu paquete de datos” atenta contra esta neutralidad y ya está pasando en Nicaragua), cantidad de datos descargados y donde la comunicación no está irrazonablemente degradada por otras comunicaciones.

Con esta mezcla de fuentes de información, con los aprendizajes de procesos similares en otros países y como faro, la garantía de Internet como derecho humano, se deben plantear políticas públicas 360° que contemplen desde la educación hasta la prevención y respuesta, designen responsables y presupuestos públicos que garanticen una inversión pertinente que reduzca brechas, mejore los usos y tome en cuenta la dignidad de las personas y su desarrollo pleno como ciudadanas y ciudadanos del siglo XXI.

Les dejo una pequeña entrevista que me realizó el periodista Nelson Rodríguez de Radio Universidad el 15 de marzo de 2018, sobre este mismo tema.

Ir a descargar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: